VI975

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vivienda en zona Retiro – Ibiza, Madrid capital.

_Código:

VI975

_Precio:

500.000€

_M²:

128 m² construidos – 108 m2 útiles

_Ubicación propiedad:

Ibiza

_Características básicas:

Para transmitirles el espíritu de esta clínica que perfectamente podría convertirse en vivienda, les propongo un pequeño juego. Tratemos de escuchar lo que nos cuentan las paredes. Acerquemos el oído a sus muros y dejémonos llevar por la imaginación con un toque cultural. He copiado varios fragmentos del texto que pertenece a la descripción una de las esculturas más famosas de Auguste Rodin, conocido como el padre de la escultura moderna, con él les invito a trasladarnos a finales del siglo XIX unos 70 años antes de que esta finca se construyese. Año 1881, cuando se acuño la primera moneda de 25 pesetas, o cuando Alfonso XII inauguró la primera línea férrea Madrid-Lisboa.

Se pueden imaginar a Rodin dando forma a sus esculturas?, como si de un masaje se tratase a primera hora de la mañana entrando el sol por los ventanales. Está dándole forma a la que será una de sus obras más famosas, El Pensador.

La escultura El Pensador fue realizada en 1881 en París. Esta figura se ha transformado en un símbolo de la obra completa de Rodin. Originalmente colocada en el centro del arquitrabe de la Puerta del Infierno, esta figura estuvo pensada para ser Dante el cual domina la turba de los condenados llevados hacia el abismo. Encarna al hombre reflexionando sobre su destino, y al creador sobre su creación.

La figura de El Pensador es el más obvio ejemplo de la progresiva independencia que va teniendo Rodin, de Dante. Sus dibujos muestran supuestamente a Dante apareciendo (sin Virgilio) en las puertas. Sentado sobre una roca en la mitad del dintel, único elemento estable en medio de la confusión de figuras, el poeta contempla las almas del infierno.

La referencia a Dante persistió por lo menos hasta 1885, año en que Mirbeau escribió: “El Dante está sentado, su cabeza inclinada hacia adelante, el brazo derecho descansando sobre la pierna izquierda, impresionando en la forma desnuda un bello movimiento trágico”.

Poco después, sin embargo, Dante se dejó caer en una dimensión más universal de la figura: con su fuerza contenida, su torso musculoso digno de Belvedere, este hombre desnudo absorto en su meditación encarna El Pensador a lo largo de las líneas de Miguel Ángel. Rodin explicó esta transformación:

“En el frente de esta puerta, pero sobre una roca, profundamente absorto en su meditación, Dante sacó a la ley las formas para su poema. Detrás de él están Francesca, Paolo y todos los personajes de la Divina Comedia. Este proyecto quedó anulado. Delgado y ascético en su sencilla bata y aislado dentro del conjunto, mi Dante no hubiese tenido significado. Siguiendo mi inspiración original, ejecuté otro “Pensador”, un hombre desnudo sentado sobre una roca, los dedos de los pies agarrándose de los bordes extremos. Su cabeza sobre su puño, preguntándose. Pensamientos fértiles lentamente nacen en su mente. Él no es un soñador. Él es un creador.”

Este cambio muestra cómo desde la transposición de un tema literario, sea éste de Dante, Ovidio o Baudelaire, Rodin busca expresar lo universal. Esto era lo más fácil, ya que él no estaba obligado a ilustrar nada en particular, sino simplemente a modelar cuerpos y ensamblarlos en composiciones que expresen sus cualidades. Para el público, El Pensador se convirtió en un ícono del hombre meditando acerca de su destino y preparándose para la acción. En el pensamiento de Rodin, el significado de El Pensador evolucionó desde una representación de Dante hacia una imagen más general del hombre que en un convulsivo esfuerzo por alzarse sobre su vida animal, es inspirado por una misteriosa iluminación y dio movimiento a su primer pensamiento.

“(…) Ante todo estableced netamente los grandes planos de las figuras que vais a esculpir. Acentuad vigorosamente la orientación que vais a dar a cada parte del cuerpo, a la cabeza, a los hombros, a la pelvis, a las piernas. El arte exige decisión. Es por la bien acusada fuga de líneas, que os sumergiréis en el espacio y que os haréis dueños de la profundidad. Cuando nuestros planos estén definidos, todo habrá sido hallado. Vuestra estatua vive ya. Los detalles nacen y se disponen por sí mismos, de seguida.”

Auguste Rodin.
Exactamente igual que lo que Rodin pretende expresar con esta frase, yo pretendo expresarles que en esta clínica pueden elegir darle el uso que ustedes quieran, con la distribución que más les guste, definiendo sus propios planos, creando sus propios espacios a su antojo.

_Fotografía de autor:

Javier Cardenete

© Copyright del autor. Prohibida la difusión, publicación o comercialización de las imagenes sin consentimiento del autor.

Profesional de contacto:

Isabel Rodríguez.

_Teléfono de contacto:

+34 911 376 010

Anuncios